domingo, 6 de noviembre de 2011

Vultur gryphus (Cóndor de los Andes)




DescripciónEs un ave grande y negra, con plumas blancas alrededor del cuello y en partes de las alas, en especial los machos. La cabeza carece de plumas y es de color rojo, y puede cambiar de tonalidad de acuerdo al estado emocional del ave. A diferencia de la mayor parte de las aves de presa, el macho es mayor que la hembra.



El cóndor andino es reconocido como una de las aves voladoras más grandes del planeta después del albatros viajero. Los adultos llegan a medir hasta 142 cm de altura, y entre 270 y 330 cm de envergadura, y pesan de 11 a 15 kg los machos y de 8 a 11 kg las hembras. Poseen la cabeza desnuda y relativamente pequeña, de color generalmente rojizo, aunque el mismo puede cambiar según el estado de ánimo del anima. Las alas son largas y anchas, y las patas, no prensiles, poseen uñas cortas y poco curvas, y con la inserción del dedo posterior elevada. Los machos presentan una cresta o carúncula y pliegues en la cara y cuello que aumentan de tamaño con la edad.

Alimentación: La alimentación básica del Cóndor Andino consiste de carroña de mamíferos grandes. En las colonias marinas se come los huevos de las otras aves y uno que otro pichón. Cuando no encuentra alimento, sí caza y mata animales grandes, como ovejas y llamas jóvenes; esto sucede cuando tiene ventaja sobre la presa.





   Reproducción
La temporada de cría varía de acuerdo a la localidad; en Colombia aparenta ser de abril a diciembre mientras que en Perú indica durar de febrero a junio. Anida en los riscos y cuevas de las montañas. La nidada consiste de un sólo huevo, el cual es incubado por los dos padres por 54 a 58 días. El pichón es cuidado por ambos padres y aunque a los seis meses ya es del tamaño de los adultos, sigue siendo atendido hasta casi los dos años. Lo cual parece mucho tiempo, pero este cóndor goza de una longevidad de 50 años.


Vuelo:  Excelente planeador, se puede mantener horas planeando en las corrientes de aire. Usualmente, al menos en algunos lugares, no se hace al vuelo hasta ya entrada la mañana.





   Hábitos: 
Al Cóndor Andino es un ave social. Se le ha visto comiendo en grupos de hasta sesenta de ellos (en tiempos ya pasados), integrados por jóvenes y adultos. También se le ha visto comiendo con otros buitres americanos. Es común ver más de uno volando y en los riscos de las altas montañas en los Andes en ocasiones se les ven descansando a varios de ellos juntos. También es posible verlo solitario. 

Distribución:  El Cóndor Andino una vez volaba sobre los cielos de los Andes desde Venezuela (Mérida hasta 1912) hasta Tierra del Fuego. Aun se le ve desde Colombia, de acuerdo a reportes más recientes el oeste de Venezuela , hasta Tierra del Fuego pero en números mucho más reducidos de lo que era hace unos cien años. Su distribución presente se estima que no sea continua del todo.


Conservación: A pesar que en algunos lugares es común, se le considera en peligro de extinción en todas aquellas áreas donde ha logrado sobrevivir. Tenemos entendido que en varios de los países donde habita se están haciendo grandes esfuerzos por proteger a este cóndor.

El Ministerio de ambiente lidera el Programa de Conservación del Cóndor Andino, en asocio con el Zoológico de San Diego (California), cuyo objetivo es la repoblación de cóndores en algunos páramos y laderas montañosas de los Andes colombianos, donde la especie había desaparecido o se encontraba en peligro de extinción.
El programa estima que el número de individuos que conforman las pequeñas poblaciones de cóndores silvestres no superan en Colombia los 100 individuos, los cuales se ubican principalmente en la Sierra Nevada de Santa Marta, la Serranía del Perijá y el Páramo de Cáchira en Norte de Santander.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada